Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

Para no perder ni una gota de agua,

coloca el dispositivo en posición vertical.

; )

Lo sentimos, nuestra web no es muy amiga de Internet Explorer. Por favor, utiliza otro navegador.

11 de junio, 2017

No todas las aguas son iguales

Cuando vamos por una autopista y miramos por la ventana, vemos coches. Todos tienen cuatro ruedas y sirven para desplazarnos de un lugar a otro, pero no todos los vehículos son iguales.

Pues con el agua pasa lo mismo, todas las aguas sirven para quitar la sed, pero no todas hacen algo que va más allá de la hidratación. Es curioso porque es la bebida más consumida y de la que menos nos preocupamos.

A lo largo de la vida bebemos cientos de litros de agua, a lo largo del día es uno de los gestos más repetidos, da igual que sea semana que fin de semana, que sea por la mañana o por la noche, que tengamos tres años o noventa. Pese a eso, vivimos muy ajenos a algo que en realidad es muy nuestro, tanto que casi el setenta por ciento de nuestro cuerpo está compuesto de esa materia.

Ahora que la sociedad es tan consciente de la necesidad de cuidarse y que se buscan rutinas y alimentos que hagan la vida más sana y garanticen un futuro mejor, es un buen momento para pararse a reflexionar sobre el tema.

El agua es un mundo. El agua, aunque sea transparente está llena de propiedades. Todas las aguas son del mismo color, pero muchas es lo único que tienen en común, más allá de eso se encuentran muchas diferencias.

En los próximos meses os iremos contando muchas cosas sobre este tema para que podáis sumergiros en este fascinante mundo. Las propiedades que tiene, todos los beneficios que aporta el agua a nuestro cuerpo, los distintos orígenes del agua, las cantidades diarias recomendadas… todo eso y mucho más lo encontraréis en nuestra web, en el blog y en las redes sociales.

Estamos seguros que pronto seréis capaces de llegar a la misma conclusión que al comienzo de este post: los coches nos llevan de un sitio a otro, pero no todos lo hacen de la misma manera. Pues con el agua pasa lo mismo, todas nos quitan la sed, pero algunas nos dan mucho más y Fuensanta es una de ellas.

¿Cuántos tipos de agua conoces?