Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

Para no perder ni una gota de agua,

coloca el dispositivo en posición vertical.

; )

Lo sentimos, nuestra web no es muy amiga de Internet Explorer. Por favor, utiliza otro navegador.

Salud

Composición única e irrepetible

Agua "minero-medicinal" desde 1846

El agua mineral natural de Fuensanta ha sido declarada "minero-medicinal" desde 1846 por "sus probadas propiedades terapéuticas" y tiene una composición única y equilibrada.

Es un agua rica en bicarbonatos, que facilitan la digestión y neutralizan la acidez de estómago, y en calcio, que contribuye a la mineralización de los huesos y dientes. Además, es baja en sodio.

Bicarbonatos

162 mg/l

Calcio

58 mg/l

Potasio

0,9 mg/l

Sulfatos

17,5 mg/l

Magnesio

4,5 mg/l

Conductividad

291 µS/cm

Cloruros

8,7 mg/l

Sodio

5,8 mg/l

Residuo seco

197 mg/l

Calma la ansiedad

Facilita la digestión

Fuente de energía natural

Fortalece huesos y dientes

Ideal para el embarazo y la lactancia

El agua mineral de Fuensanta es una bebida equilibrada y sin calorías, por lo que es un buen aliado en una etapa en la que cuidarse es fundamental. Dado que la leche materna está compuesta mayoritariamente por agua, es recomendable aumentar la cantidad de consumo durante este periodo. Así se convierte en una bebida perfecta para la madre y por tanto, para el recién nacido.

Ideal para bebés, niños y adolescentes

Fuensanta es recomendada para la alimentación de los bebés por ser un agua de mineralización débil, baja en sodio. En época de crecimiento y desarrollo la hidratación es fundamental para el rendimiento físico e intelectual. Además de ser una época en la que se adquieren hábitos y rutinas saludables para toda la vida.

Fuente de energía natural

Fortalece huesos y dientes

Aumenta el rendimiento físico

Favorece el rendimiento intelectual

Contribuye al control del colesterol

Facilita la digestión

Ciuda nuestros riñones

Calma la ansiedad

Ideal para dietas pobres en sodio

Un porcentaje de la población convive con una elevada presión arterial, algo que puede derivar en enfermedades cardiovasculares. El control de la ingesta de sal y el consumo de agua mineral de Fuensanta, con bajo contenido en sodio, son de gran ayuda para el corazón. Así mismo, ayuda a combatir enfermedades renales por su mineralización débil.

Ideal para una alimentación saludable

El aporte de minerales y oligoelementos, su composición y los beneficios de su consumo son una buena contribución a una rutina saludable de alimentación y vida. Desde la alimentación de los bebés, y para todas las edades Fuensanta es un complemento ideal para una dieta sana y equilibrada.

Previene el envejecimiento

Facilita la digestión

Aumenta el rendimiento físico

Favorece la pérdida de peso

Fuente de energía natural

Relajante muscular

Fortalece huesos y dientes

Facilita la digestión

Ideal para la actividad física

Tanto para hidratarse antes y durante el ejercicio, como para la recuperación una vez haya finalizado el mismo. Fuensanta favorece la eliminación de calambres y el fortalecimiento de los huesos para evitar lesiones por su composición mineral perfecta.

Ideal para los mayores

La tercera edad es un colectivo especialmente vulnerable a la deshidratación. El agua mineral contribuye al mantenimiento de la temperatura corporal y a reforzar huesos y articulaciones.

Calma la ansiedad

Cuida nuestros riñones

Facilita la digestión

Contribuye al control del colesterol